oleo Ontur

oleo Ontur es el resultado de combinar Tradición, Modernidad y Calidad, para producir un tesoro natural.

Nuestra historia se remonta al siglo veinte, durante la década de los cuarenta, cuando el cultivo del olivar y la producción en nuestra propia almazara empiezan a dar sus primeros frutos. Las favorables condiciones de la zona, unido a la cultura oleícola del entorno y el buen hacer de la familia con el paso de los años, dieron lugar a un excelente producto.

Casi cincuenta años después, a finales de los noventa, la familia Ballestero apoyándonos en nuestra experiencia y tradición, decidimos emprender el reto de la comercialización en nuestra comarca. La mejora continuada en la calidad del aceite hace que las ventas aumenten poco a poco, lo que permite la ampliación de nuestras fincas de cultivo. El aceite producto de estos olivares, oleo Ontur, toma su nombre como homenaje al pueblo donde comenzamos nuestra andadura, y siempre ha sido muy apreciado localmente por su calidad excepcional.

Hoy nos planteamos el reto de dar un paso hacia adelante, ampliando nuestro campo de acción de local a nacional e internacional, mejorando nuestra logística e imagen, sin perder nuestras tradiciones, identidad y calidad que nos ha hecho lo que somos.

Somos conscientes de que la calidad empieza en el campo: todas nuestras fincas cuidan en extremo hasta los más pequeños detalles, siempre teniendo como único objetivo el de obtener un aceite de gama alta. Manteniendo técnicas de producción tradicional, hemos ido incorporando técnicas actuales que mejoran el rendimiento sin afectar la calidad final, como el riego por goteo en toda nuestra área de cultivo o técnicas de recolección mecánica.

oleo Ontur cuenta con 50 hectáreas de olivar, 25 ha. de Cornicabra, 15 ha. de Picual, 8 ha. de Manzanilla de Cuquillo, y 2 ha. de Blanqueta. De ellas se obtiene una producción anual de aproximadamente 150.000 kg. de aceituna. Desde hace unos años, oleo Ontur decidió apoyar el cultivo ecológico, entendiendo que ni mucho menos era volver a técnicas del pasado, sino apoyar las técnicas tradicionales con modernos conocimientos técnicos, y al mismo tiempo entender que el respeto por el medio ambiente y nuestra propia salud son lo más importante. No empleamos productos químicos de síntesis, u organismos genéticamente modificados, ni para abono, ni para combatir plagas, logrando obtener alimentos orgánicos, conservando la fertilidad de la tierra y respetando el medio ambiente.

Hoy en día destinamos 42 de nuestras 50 hectáreas al cultivo ecológico, que dan como resultado un aceite orgánico de la mayor calidad y 100% natural.

×