Clasificación aceite oleo Ontur

Gráfico de clasificación de aceites de oliva virgen y refinados.

Los ACEITES DE OLIVA VIRGENES son aquellos que proceden del fruto del olivo y están obtenidos únicamente por procedimientos mecánicos u otros procedimientos físicos, en condiciones especialmente térmicas que no ocasionan la alteración del aceite , y que no hayan sufrido tratamiento alguno distinto del lavado, la decantación, el centrifugado y la filtración, con exclusión de los aceites obtenidos mediante disolvente, mediante coadyuvante de acción química o bioquímica, o por procedimiento de reesterificación y de cualquier mezcla con aceites de otra naturaleza.

Desde el punto de vista de la calidad del aceite de oliva virgen, su principal diferencia con los demás aceites de origen vegetal es que para su obtención no se puede emplear ningún disolvente, ni se le puede aplicar ningún sistema de refinación físico o químico, es decir, lo podríamos igualar al zumo de fruta.

Aceite de Oliva Virgen Extra cuya acidez libre, expresada en ácido oleico, no supera 0,8g por cada 100g. No posee ningún defecto organoléptico.

Aceite de Oliva Virgen cuya acidez libre, expresada en ácido oleico, no supera 2g por cada 100g. Puede poseer algún defecto organoléptico.

Aceite de Oliva Virgen Lampante cuya acidez, expresada en ácido oleico, es superior 2g por cada 100g y no es apto para el consumo humano debido a su elevado grado de acidez.

Aceite de oliva refinado. Cuando en la almazara se fabrica un aceite de baja calidad (lampante) se envía a la refinería donde se obtiene un aceite inodoro e insípido. Su acidez libre, expresada en ácido oleico, no puede ser superior a 0,03g por 100g.

Aceite de oliva es una mezcla de aceite de oliva refinado con aceites de olivas vírgenes distintos al lampante. Su acidez libre, expresada en ácido oleico, no puede ser superior a 1g por 100g. No hay una proporción fija aunque suele oscilar entre el 80 o 90% de refinado y el resto de virgen.

×